ÁREA MEDIOAMBIENTAL

 

El área medioambiental está relacionado con el Método de alimentación, ejercicio y agricultura natural. En él se promueve la alimentación saludable, el contacto con la naturaleza, el autocultivo, la agricultura natural y el ejercicio, todos hábitos saludables que son posibles de adquirir.

 

La alimentación y la naturaleza:

 

Los alimentos tienen sabor y el hombre posee el sentido del gusto para disfrutarlos.   Los   seres   humanos   y   todos   los   seres   vivos   tienen alimentos adecuados para mantener la vida. Cuando una persona disfruta saboreando los alimentos, estos nutren naturalmente su organismo y se convierten en fuente de salud. En una alimentación saludable es importante escuchar las necesidades de nuestro cuerpo. Un mecanismo natural del ser humano que nos indica la necesidad de consumir alimentos es el apetito, regulando nuestro consumo si nos damos el tiempo necesario para escucharlo. Cuando las verduras y pescados se ven frescos, es porque su vitalidad aún no se ha disipado. Cada fruta tiene una época en que madura; si la cosechamos antes de tiempo, no se puede comer, pues sólo tendrá buen sabor cuando haya madurado suficientemente. El ser humano debe disfrutar e ingerir los alimentos producidos en su localidad, en cada estación del año, asegurando así su vitalidad. Al consumir alimentos sin adición de productos químicos, se puede disfrutar su verdadero sabor. Cada estación tiene su belleza propia y sus frutos propios. De este modo, la apreciación   y puesta en valor de dichos frutos o alimentos como ejemplo la gran variedad de productos del mar y de la tierra, y cada una de las técnicas culinarias, que resaltan el sabor natural de las comidas, son parte de la cultura alimentaria del país, de la zona y de la familia. La relación que establecemos con la naturaleza, la tierra y sus productos incidirá en la calidad de éstos: Si tenemos una actitud de agradecimiento por lo que la naturaleza nos proporciona, ésta también se sentirá agradecida. Una forma de mostrar este agradecimiento a la tierra, es practicar la agricultura natural, que nos da como beneficios productos más saludables.

 

Hechos como, la acción residual de agroquímicos o la falsificación del país de procedencia de ciertos productos, entre otros, están  haciendo perder la confianza del consumidor que busca  “tranquilidad y seguridad”. Disyuntiva actual de la agricultura: Aumento de la producción de alimentos no implica incremento en la calidad. Los productos agrícolas son tomados de manera material. Recomendamos preferir el consumo de los alimentos cultivados en el lugar donde se vive,   ya   que   responden   a   las   mismas   condiciones   climáticas   y ambientales de quienes allí viven, y sus aportes serán de acuerdo a las necesidades y características puntuales  de esos consumidores. MOA propone revisar los hábitos alimentarios que aún subsisten en las regiones del país y transmitirla a los niños. MOA ha venido trabajando en una agricultura basada en respetar y adaptarse a la naturaleza en donde no se utilizan productos nocivos para el medioambiente. Esto es para elevar la fuerza vital que el suelo posee originalmente y para proteger el ecosistema.  Los alimentos  de Agricultura natural MOA están pensados para “que el hombre conviva con la naturaleza”.

 

A diferencia del hombre antiguo, el hombre actual no tiene carencia de alimentos más bien se sobrealimenta o selecciona equivocadamente que alimentos consumir respecto a sus necesidades o requerimientos específicos. Por eso tanto el exceso de alimentos como un desequilibrio en el consumo causan deterioro de la salud individual y familiar.

 

Del huerto al corazón: la relación entre alimentación y sentimiento:

 

Si aquel que prepara los alimentos lo hace con buen ánimo, resultarán sabrosos; si no tiene buen ánimo, serán insípidos. Podemos conocer los sentimientos de la gente a través de los alimentos; el sabor cambia según el sentimiento de quien los prepara.   Comer alimentos de la estación, privilegiando lo natural y las cocciones suaves o la ingesta cruda, es bueno para la salud, y mejora el carácter de la gente. El hombre actual tiene mal carácter, con tendencia a los conflictos por el alto stress de la vida moderna. Esto está estrechamente relacionado con la alimentación, según estudios, el ser humano al no alimentarse adecuadamente, en relación a su edad y actividad física, se ve afectada tanto  su  salud  física  como  mental.  El  Método  de  alimentación  y ejercicio otorga valor a la experiencia de alimentación cotidiana como oportunidad  para  el  diálogo,  la  mutua  comprensión,  expresión  de afecto y momento de apreciación estética de los alimentos. Comer organiza la estabilidad emocional, por lo que deseamos fijar la mirada en la educación de una condición humana fecunda. Con la comida no sólo se nutre el cuerpo si no que cuando ésta además es compartida se aprende a formar la personalidad, la sociabilidad y la sensibilidad. Así mismo, se puede disfrutar del momento de comer poniendo atención en los sentidos y disfrutando de la belleza de los alimentos y su disposición. Esto hace de la comida un momento de crecimiento en todos los sentidos.

 

Ejercicio y salud:

 

El ejercicio es un complemento para mejorar y conservar la salud. Principalmente, el ejercicio activa el metabolismo. El ejercicio tiene muchos efectos positivos, y complementarios. Reforzar la función digestiva, de por sí es una condición fundamental para la salud. Activa la acción purificadora del cuerpo y la mente, ayudando a eliminar residuos, stress y tensión emocional. Es bueno caminar todo lo posible. Esforzarse en ejercitar el cuerpo, comenzando con recordar asignarle unos minutos a ello diariamente, es suficiente para instalar el hábito cotidiano. Al sentir la superación física, estado de salud y bienestar que conlleva esa práctica se instaura como parte de la vida saludable que buscamos. Además, ejercitarse en exteriores es mucho mejor que hacerlo dentro de la casa, pues tomamos contacto con la espiritualidad de la tierra, y con otras personas que se preocupan por su bienestar, reforzando y estimulando la perseverancia de esa práctica. Últimamente se habla de la “enfermedad de los edificios”, causada porque nos alejamos del espíritu de la tierra.

 

Practicas propuestas:

 

  • Elegir  ingredientes  llenos  de  energía  vital:  de  la  época, frescos,  idealmente  productos  de  agricultura  natural  y orgánica, de la zona y disfrutar del huerto casero.

  • Agradecer  a  quien  prepara  la  comida  y  disfrutar  de  un momento agradable al alimentarnos: En lo posible no comer solo, comer sentado, agradecer por poder comer, elegir vajilla conveniente respecto a la comida que se come, elegir vajilla favorita, colocar flores en la mesa.

  • Disfrutar del sabor propio de cada comida: Esforzarse en preparar salsas caseras, ingeniarse para cocinar realzando el sabor de los ingredientes, disminuir el consumo de sal e incorporar diversos condimentos y vinagre.

  • Comer   abundantes   cereales   y   verduras:   comer   mayor cantidad de cereales y otros sustitutos, preferir productos integrales, al menos el 70% del total del consumo, comer más verduras que carne.

  • Preocuparse de equilibrar el consumo de alimentos con ejercicios físicos habituales: preocuparse de no comer en exceso, hacer ejercicios y caminar bastante (hacer paseos).

MOA Internacional, Chile.

Martín de Zamora 3166,Las Condes, Metro C. Colón.

Teléfono: 02-22073776.

Horario de atención: Lunes a viernes de 10:00 a 19:00 hrs.

Correo: contacto@moachile.cl 

  • Facebook - Black Circle
Síguenos en Facebook